Hubo testimonios emocionantes de agradecimiento a los pavonianos por su entrañable misión educativa.

Testimonio Pavoniano

No faltaron unos momentos de oración para dar gracias a Dios, a nuestra querida Virgen María y al P. Pavoni, por el regalo de la fe y del carisma pavoniano.

También hemos celebrado la fiesta del P. Pavoni con nuestros amigos «Sin-Hogar», compartiendo con ellos un rato de amistad, alegría y ricos dulces.