Construyendo Comunidad

Señor, enséñanos a amar.

Cuidaré a mis compañeros,

pues con ellos trabajo y camino,

ellos me dan aire fresco.

 

Prepararé con ilusión y cuidado

mi corazón para la acogida,

mis manos para la compañía,

mis entrañas para la compasión.

 

Virgen Inmaculada

Señor, enséñanos a amar.

Tendré mi corazón noche y día

siempre a punto y dispuesto

a abrir puertas y ventanas, a no robar paz ni alegría,

a dar y recibir todo lo que es bueno

y a soñar utopías comunitarias.

 

No osaré hacer comunión contigo, Señor

si estoy alejado de mi hermano.

No mostraré suficiencia, pediré perdón,

ofreceré la mano y buscaré el abrazo fraterno.

 

Amaré y cuidaré mi Comunidad.

No devolveré a nadie mal por mal.

Con los que están alegres, me alegraré;

con los que lloran, lloraré;

con los que sufren, sufriré.

 

Señor, enséñanos a amar.

Amaré y cuidaré esta Comunidad,

me esmeraré con ella,

viviré con fervor sus proyectos

y no le negaré los dones que Tú me diste.

 

Que Cristo resucitado sea luz para el camino

de esta Familia Pavoniana.

Que la Virgen Inmaculada y San Ludovico Pavoni

nos protejan y nos bendigan siempre.

Amén.

 

Familia Pavoniana de Cáceres